Cómo convertir tu habitación tu lugar favorito en el mundo

0

¿Quién no ha soñado alguna vez con tener un dormitorio de película? Consumimos diariamente historias en la pequeña y la gran pantalla que nos ponen los dientes largos, ya sea por un amor imposible, por la realización de un sueño o por algo tan material como una casa de las que creemos que sólo existen en la televisión o en las revistas de decoración. Sin embargo, tener un entorno de ensueño es más fácil de lo que pensamos.

Nuestra habitación es el lugar de la casa en el que, en prácticamente la totalidad de los casos, pasamos más tiempo, y el que en muchas ocasiones más descuidado tenemos. ¿Quién no ha envidiado al protagonista de su serie favorita por tener una habitación que refleja al 100% su personalidad? Creo que no me equivoco si digo que todos, y que tampoco lo hago al afirmar que la mayoría simplemente nos conformamos por la practicidad y decidimos invertir nuestros ahorros en ‘vicios’ más efímeros.

Sin embargo, ya tengas un dormitorio pequeño o grande, es totalmente viable convertir ese rincón en tu lugar favorito en el mundo con una inversión apta para todos los bolsillos y conseguir con ello un día a día mucho más positivo. IKEA pone en marcha la Habitación 365, una campaña con la que pretenden ayudarnos a organizar nuestras necesidades y aprovechar al máximo nuestro dormitorio con los cambios justos.

Para comenzar, lo primordial es el orden. Pocas cosas dan más pereza en esta vida que ordenar tu habitación, y lo más probable es que el motivo es que no cuentas con los muebles, armarios y almacenajes adecuados para ti. ¿Por qué no comenzar por ahí? Un simple cambio de nuestra mesilla de noche, cómoda o incluso cama podría revolucionar nuestra vida. Y es que muchas veces la solución no está en necesitar más metros, sino en saber aprovecharlos.

Lo minimalista está cada vez más de moda, por lo que la saturación de muebles, armarios y tocadores puede sustituirse por una simple cama con cajones, o por meros organizadores de armarios que mejorarán tanto la decoración de tu habitación como el orden y la comodidad diaria.

Una vez conseguido el ansiado y necesario orden, con el sitio óptimo para todas tus cosas, puedes poner el foco en lo demás y hacer de tu dormitorio un fiel reflejo de tu personalidad. Sí, como en la televisión o en las revistas de decoración. ¿Merece la pena? Yo no tengo dudas.

 


Post Patrocinado

Comments

Leave A Reply