El camino de la gente que está loca por vivir

0

On the road”, es una adaptación homónima de la novela del escritor Jack Kerouac, ambientada en la década de 1940. El film del director brasileño Walter Salles, presenta una historia sobre cómo el ser humano puede llegar a cambiar toda su vida por el interés de conseguir algo. Sobre dos amigos de carácter opuesto unidos por las ganas de vivir, de conocer y hacer locuras. Dónde no existe el futuro, sólo el presente, el aquí y el ahora. Una historia caracterizada por personajes irresponsables, locos y dónde el sexo y las drogas se encuentran muy presentes. El camino, será el elemento que los mantenga unidos mientras viajan por América.

El protagonista Sal Paradise (Sam Riley), un joven con afán de escritor, tras la muerte de su padre, conoce a Dean Moriarty (Garrett Hedlund) un ladrón desequilibrado que vive al límite. Dean casado con la liberal y erótica Marylou (Kristen Stewart), se convertirá en el mejor amigo de Sal rápidamente. Los tres personajes emprenderán diversos viajes juntos, una forma de salir de la rutina de sus vidas y de sobrevivir por sí solos.

El film utiliza un narrador que nos va explicando las anotaciones que toma durante ésta etapa el protagonista, de ésta manera Walter Salles parece haber intentado resolver el hecho de que la novela original esté escrita como monólogo interior. Pero el resultado de éste recurso, provoca que conozcamos cada vez menos a los personajes, no consigamos ver sus reacciones y por lo tanto, los personajes nos parezcan planos. El narrador llega a aburrir y hacer pesada una historia en la que redundan los mismos temas: las drogas, el alcohol y el sexo.

La amistad será el elemento que prevalezca ante todas las cosas, una amistad que consume, como una droga que sabes que no te conviene pero no quieres deshacerte. Dos personajes con gran corazón, pero que a pesar de mostrarnos diferentes sentimientos no terminan de conmover al espectador y conseguir adentrarlo en la historia.

Una historia que a pesar de contar con la interpretación de  grandes actores como Viggo Mortensen, Garret Hedlund y Kirsten Dunst, no ha sabido emocionar. Teniendo como modelo la novela original como una gran obra de la generación beat y una trama bastante potente, el director ha tratado los mismos clichés de siempre: fiesta, jóvenes borrachos e inmadurez. Una trama en la parece que los sentimientos y las emociones se han quedado en el olvido.

 

 

Comments

Leave A Reply