Revolución a ritmo de rock de la mano de Idealipsticks

1

El 27 de junio de 1957 se vendió el primer seiscientos  en España. Los Idealipsticks lo sabían y el  jueves 27 nos citaron a eso de las 22:00 en La Boite para darle todo un homenaje a los ’60 en forma de concierto de garage y rock and roll.1_1

Idealipsticks presentó en Madrid, frente a una sala que no colgó el aforo completo,  “Humanimal” el último trabajo de la banda que suena al rock carismático de “Radio Days” y “Sings and sons” pero que además se adentra en ritmos más sesenteros y hasta deja sabor al final de la lengua (que te cuelga fuera de la boca si pretendes seguirles el ritmo en el concierto) a blues de los 70.

La acústica de la sala no es gran cosa pero estamos en un sótano y han puesto luces de colores que visten la sala de glam gamberro. Nos estamos empezando a poner cómodos. A pesar de ello la banda sabe donde toca y saca su lado más punk evocando a las mas famosa máquina de hacer música.

Los Idealipsticks son de poca charla y mucho rock. Nos metimos entre pecho y espalda unas 20 canciones que empezaron con “the way things go”, la muy coreada “Losers and overs” o el single del último álbum “very very”, además de unos pinchos de tortilla y un par de cañas que ya llevábamos nosotros encima por si acaso.

La banda ejecuta como pocas en directo, las contorsiones de la chica de los ojos fijos, el sonido contundente del Sr. Rayjlen, y la banda, el impertérrito flequillo de Eva L. Campesino, la eléctricas baquetas de Lete G. Moreno (batería), y el Sr. de barba y bajo Alex Izquierdo (bajo). Tienen actitud porque pueden, no vienen enlatados de fábrica. Hoy los tenemos muy cerca pero también lo hemos visto en escenario grande en festivales y sabemos de lo que son capaces. La descoordinación de extremidades está a punto de empezar.

Tenemos los pies hundidos en el barro ecléctico de las voces de los Sres. de Ryjlen  cuando tocan “From the Pavement”. Ya hemos perdido los nervios y esperamos ávidos a que comience el comportamiento animal. Sin embargo la multitud no terminaba de arrancar y la abogada que les hablar (a pesar de las chanclas) tuvo serias tentaciones de enseñarles a los que tenía delante como se hace un pogo. Me inspiró un poco de sentido común el elegante bajista de los Idealistipstick, todo un señor, calmado, elegante y punk rock.

1_8

Imposible pedirles más a los alcarreños, 11 euros por entrar, es jueves y se están dejando la piel. Cuesta llenar las salas. Ya da igual, si hay partidos, otros conciertos. Lo que hay es crisis y poca pasta, demasiados impuestos y mucha presión para que la gente abandone la cultura a su suerte.

Quizá la fecha elegida no fue a propósito y tal vez no acabamos comportándonos como animales (como nos hubiera gustado) pero los símbolos son reveladores. En los lugares oscuros, en buena compañía y con el corazón latiendo a ritmo de rock así es como se forjan las revoluciones. La del jueves pasado se llama Humanimal, únanse a ella.

Texto: Alexsandra Supertramp

Fotos: Ouris Madrid

Comments

Discussion1 comentario

Leave A Reply